La naturaleza y sus causas

Autor: 
R. P. Álvaro Calderón
año: 
2016
Descripción: 

"Ofrezco esta obra, fruto de no poca labor, a todos los que quieran entrar al tomismo por sus puertas.

"Aquí retomo y continúo parte de los dicho en un escrito anterior, los Umbrales de la filosofía. La urgente necesidad de Santo Tomás responde a la desintegración que en los últimos siglos venía sufriendo el alma cristiana. El escepticismo nominalista del s. XIV desprestigió la Escolástica y quebró la unidad de la sabiduría cristiana. Al tiempo nacía la filosofía moderna del asesinato de la metafísica, y las nuevas ciencias se oponían a la fe bajo el magisterio infalible de las matemáticas. La única sabiduría capaz de reintegrar los pedazos en que había sido partida la mens católica es la de la Suma Teológica de Santo Tomás.

" El humanismo renacentista pudo viciar la Lógica aristotélica con el nominalismo y contra la Metafísica sólo pudo oponer el escepticismo subjetivista, pero tuvo éxito en el ataque directo contra la Física al quedar al descubierto las deficiencias de la cosmología antigua. Y destruyendo la Física, se creyó con derecho a considerar perimido todo el sistema de pensamiento antiguo, porque es muy cierto que los principios físicos -empezando con la distinción entre materia y forma- están en el corazón del aristotelismo.

" Adoptamos, sin dudarlo, la posición de los que quieren renovar la Física escolástica. Pero los que se han inscripto en esta loable empresa padecen por lo general de un doble defecto, o mejor, de un defecto con doble cara: apresurados por renovarla, no se han detenido en aprender mejor de la Física aristotélica; y deslumbrados por la Física moderna, han aceptado sus teorías in la debida desconfianza ante una ciencia mal constituida. Tenemos el propósito de evitar estos riesgos aunque se nos gaste la vida en el intento.

"Este primer tratado que ofrecemos en la dirección de una Física renovada tiene dos partes. En la primera, retomamos la introducción a la Física que dimos en los Umbrales de la Filosofía. En la segunda parte desarrollamos el tratado de "Los principios y causas de la cosas naturales. Pero no te desanimes, dócil Lector, ni pierdas tu benignidad, porque la Física general es tal que se concentra toda en este tratado de las causas. Creemos abrirte las puertas de la Física de par en par, y de toda la Filosofía, al poner en tus manos este tratado detenido de las causas en instancia física".

(Palabras del autor de esta obra)

Tags: 
filosofïa