Pieza clásica en nuestra Iglesia de Asunción