FSSPX Actualidad

Cuarta aparición de nuestra Señora de Fátima, 19 de agosto de 1917

Agosto 18, 2017
La imagen en Aljustrel, Valinhos. Lugar de la cuarta aparición

El 19 de agosto de 1917 la Santísima Virgen se aparece a los pastorcitos en Valilhos, Aljustrel, y no el 13 de agosto en Cova de Iria ya que los niños habían estado presos por no querer revelar el secreto de nuestra Señora a pesar de las amenazas. El 15 de agosto, fiesta de nuestra Señora de la Asunción, fueron liberados y regresaron a Fátima.

 

Estuvimos con las ovejas en un lugar llamado Valinhos. Francisco y su hermano Juan me acompañaban, y sentimos que algo sobrenatural se aproximaba y nos envolvía. Sospechando que Nuestra Señora se nos aparecería y temiendo que Jacinta se quedaría sin verla, pedimos a su hermano Juan que la fuese a llamar. Entretanto, Francisco y yo vimos el reflejo de luz que llamábamos relámpago y al instante de llegar Jacinta vimos a la Señora sobre la encina.

-¿Qué es lo que quiere usted? -Deseo que sigáis yendo a Cova de Iría los días 13 y que sigáis rezando el rosario todos los días. El ultimo mes haré el milagro para que todos crean.

-Que es los que quiere usted que se haga con el dinero que la gente deja en Cova de Iría? -Hagan dos bolsas, una para ti y Jacinta, para llevarla junto a dos chicas mas vestidas de blanco y otra que la lleve Francisco con tres niños mas. El dinero de las bolsas es para la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, y lo que sobre es para ayuda de una capilla que se debe construir.

-Yo quisiera pedirle la curación de algunos enfermos. -Si, curaré algunos durante el año.

-Y tomando un aspecto muy triste, la Virgen añadió: Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, porque muchas almas van al infierno por no tener quien se sacrifique y rece por ellas. Y la Virgen empezó a subir hacia Oriente, como de costumbre.

La "Capelinha" de las apariciones

"Lo que sobre es para ayuda de una capilla que se debe construir"

La Santísima Virgen pide la construcción de una capilla, de una Iglesia en su honor que será el símbolo de su Corazón Inmaculado. Las Iglesias son nuestro refugio. El lugar donde se oyen todas nuestras plegarias, es la casa de Dios. La Santísima Virgen había prometido a Lucía: Mi Inmaculado Corazón será tu refugio… Las Iglesias dedicadas a nuestra Señora son ese refugio visible donde reconocemos estar protegidos por el Inmaculado Corazón de nuestra Madre del Cielo.

¿Cuáles son entonces los sacrificios y las oraciones que nos pide la Virgen Santísima en esta aparición y con tan pocas palabras? Ir a estas capillas, a nuestros refugios: La frecuente asistencia a misa, la recepción de los sacramentos -como ya lo había pedido por medio del ángel cuando éste les dio la sagrada comunión a los tres pastorcitos-, el refugiarnos asiduamente en las Iglesias para recibir esa protección sobrenatural que el Corazón Inmaculado nos quiere dar.

Unámonos en oración a esta peregrinación a la Basílica de Fátima. Acompañemos a los peregrinos con nuestros sacrificios haciendo el domingo próximo aquello que la virgen nos pide en la medida de nuestras posibilidades: consagrar Rusia al Corazón Inmaculado y consagrarnos nosotros de todo corazón a Él para conseguir prontamente su triunfo.