FSSPX Actualidad

Ordenaciones en Australia - 2016

Septiembre 02, 2016

El 15 de agosto pasado, Mons. Bernard Fellay, Superior General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, confirió la tonsura y las primeras ordenes menores a varios seminaristas en nuestro Seminario de la Santa Cruz, ubicado en Australia.

La tonsura

Aunque la toma de sotana sea un acontecimiento importante para el seminarista, la tonsura lo es aún más, porque conduce a la clericatura, consagrándolo a los ministerios divinos, introduciéndolo en la jerarquía de la Iglesia y preparándolo así a la recepción de las órdenes sagradas.

La Iglesia, fundada por Jesucristo, es una sociedad perfecta, siempre viva y fecunda, que capta a sus propios miembros y se perpetúa a sí misma. Siendo esencialmente una y jerárquica, se compone de clérigos y de laicos, de superiores y de subordinados gobernados por los obispos, que a su vez se someten a la autoridad del Sumo Pontífice.

Las órdenes menores

1º El ostiario

La primera de las órdenes menores es el ostiariado. Confiere el cargo de abrir y cerrar la iglesia, de apartar de ella a las personas indignas, y de guardar los vasos, ornamentos sagrados, etc.

La virtud especial que requiere es el celo por la casa de Dios y las almas. Durante la ordenación, el ostiario recibe del obispo las llaves, símbolo de la casa de Dios y de todo lo que encierra, puesto que es el guardián de ella; y toca la campana, porque su función al servicio del Cuerpo Místico es la de llamar a los fieles a las ceremonias sagradas.

2º El lector

La segunda orden menor es la de lector. El lector tiene como función leer los libros sagrados, sobre todo en el oficio de Maitines, y enseñar el catecismo. Puede también bendecir el pan y los frutos nuevos.

Sus virtudes especiales son el amor y el estudio de las Escrituras, así como el celo por la santificación de los fieles. Se requiere una fe profunda para cumplir santamente estas funciones. Durante la ordenación como lector, toca el libro de las lecturas divinas, como signo de su nueva misión.

Fuente: La Porte Latine