Comunicado del Distrito, ante las Últimas Normas Sanitarias

Marzo 20, 2020
Origen: Distrito América del Sur

Comunicado del Distrito ante las últimas normas sanitarias

Dios no permitiría males 

si de ellos no viniesen bienes

Queridos Fieles:

En los momentos de prueba es consuelo recordar que Dios no permitiría un mal si de él no sacase ocasión para un mayor bien. Esta es una ley fundamental de la Providencia divina. Si a veces el Creador permite un mal temporal, es para que el alma se convierta y gane méritos para la eternidad.

En la situación actual, ya podemos imaginarnos las gracias que Dios nos prepara permitiendo tan grandes males como los que hoy conmueven nuestras patrias. Incluso cuando, en su Providencia, permite una de la mayores pruebas para el alma cristiana como son las restricciones que la aíslan de lo que más quiere: Misa y Eucaristía, capilla y sacramentos.

                  En los últimos días se han ido implementando normas sanitarias cada vez más estrictas en los países donde está nuestro Distrito. Desde el cierre de fronteras nacionales y provinciales, cierre de aeropuertos y suspensión de transportes, prohibición de reuniones públicas y privadas, hasta el confinamiento obligatorio y la cuarentena total.

                  Esto afecta de lleno los viajes de los sacerdotes a los centros de misa, afecta las reuniones de catecismos y grupos de apostolado y afecta también, ay, la celebración pública del santo Sacrificio del altar…

                  A partir de hoy, cada uno de nuestros prioratos tendrá que adoptar diversas medidas atendiendo a las circunstancias y restricciones locales. Lamentablemente puede ocurrir que en algunas capillas no logremos llegar a decir la misa y, en otras, no podamos celebrarla con asistencia de fieles. Cada priorato los mantendrá informados según la evolución de la situación general. No duden en consultar y hablar con sus sacerdotes.

                  Que la presente prueba sea ocasión de acercarnos más a nuestro Señor y Creador, en cuyas manos estamos. Los aliento a leer la Carta de nuestro Superior General para los tiempos de epidemia que nos da una mirada sobrenatural de las circunstancias actuales.

                  Sepan que cotidianamente sus sacerdotes celebraremos el santo Sacrificio del altar encomendando de manera especial sus intenciones. Además añadiremos al rosario diario la oración del Ritual Romano para los tiempos de peste y mortandad, la cual rezaremos hasta que se acabe esta situación y ustedes puedan volver junto a Jesús Eucaristía presente en cada misa.

                  En esta fiesta de San José, encomendamos todas sus intenciones al Protector de la Sagrada Familia y de la Iglesia. Que el Buen Dios, permitiendo estos males, los colme de mayores bienes,

 

Padre Mario Trejo +

Superior de Distrito de América del Sur