"ESI", aspectos médicos. Tercera charla de Bioética en Buenos Aires.

Noviembre 01, 2019
Origen: Distrito América del Sur

El pasado 24 de abril tuvo lugar la tercera de las conferencias de Bioética dictadas en Buenos Aires y trató de las terribles consecuencias médicas de la falsa educación sexual.

Consecuencias médicas de la ESI

En el mundo hay básicamente dos modelos de educación sexual, el que Natalia contó que es el que desgraciadamente se aplica en la mayoría de los países y que es nuestro modelo, el modelo "permisivo" o "comprensivo", o llamado de "sexo seguro", y el segundo modelo que se aplica en algunos estados del sur de Estados Unidos, en algunos condados de Inglaterra, en algunos países de África y de Asia que es el modelo del "amor restrictivo", de "abstinencia" o de "riesgo cero". Este es un modelo que uno podría aceptar porque, en definitiva, más que nada, como dice Natalia, se trata de enseñar en valores a la juventud y si bien uno coincide plenamente y lo dice la doctrina de la Iglesia, el Divini Illius Magistri, que la educación sexual, en primer lugar, no debería llamarse sexual y segundo, si bien es territorio de la familia el colegio sí puede enseñar en valores, en abstinencia, en castidad, en familia, matrimonio, respeto al cuerpo en el buen sentido.

Hay un estudio muy interesante, una comparación estadística que hicieron los yanquis de Heitel Foundation: compararon todos los programas de todos los currículum de educación sexual que existían en Estados Unidos y, digamos, describieron todos los contenidos que tenían el tipo de educación permisivo y el tipo restrictivo.

El tipo permisivo, ¿Qué busca en definitiva? ¿Qué busca nuestra ESI?: “Hacé lo que quieras pero no dejes consecuencias” ¿Cuáles son - para ellos - las consecuencias negativas del sexo?: El embarazo y las enfermedades de transmisión sexual. Lo único que busca el estado en estos programas, aparte de un fondo ideológico y tratar de corromper - que yo creo que eso existe realmente aparte del fondo de negocio que hay detrás -, la intención explicitada en cuestión de salud pública es reducir la taza de embarazo y la tasa de transmisión de enfermedades venéreas. Después vamos a saber cuán existosos son estos programas.

En esta comparación de ambos tipos de educación sexual en Estados Unidos se vio qué tópicos toca cada tipo de programa. Vean cómo el material sobre abstinencia en la educación sexual permisiva solo es un 4% del 100% de los contenidos, mientras que en la en la educación sexual restrictiva es el 53% de los contenidos. Fíjense qué distinto una cosa y otra.

Respecto de los vínculos saludables y el matrimonio, la ESI permisiva 0% - yo no sé, Natalia, creo que nuestra ley nunca utiliza la palabra matrimonio, la palabra matrimonio no existe en nuestras leyes. Existe familia, - alguna vez así - y habrá que entender a qué se refiere, porque familia, para ellos, es cualquier cosa.

En la ESI restrictiva, el 17% de los contenidos refiere a los vínculos saludables y al matrimonio; en cuanto a la promoción de la anticoncepción, la ESI permisiva 28 %, la restrictiva 0%; cuidado sobre HIV 25%. Las demás cuestiones no vienen tan al caso, tienen algunas diferencias pero lo más impactante es todo lo primero. Fíjense cómo el abordaje es absolutamente diferente en un tipo de educación sexual y en el otro, cómo uno es corruptor claramente y el otro, en definitiva, busca educar, en general, en buenos valores.

¿Cuáles son los resultados? Hay muchísimos ejemplos, pero yo tomé España como paradigma del sexo libre, del libertinaje, digamos, del feminismo líder en todas las cuestiones feministas y de avanzada.

Del año 2000 al 2015 ¿Qué pasó en España - Que aplica, por supuesto, el programa permisivo -? reaparece la Sífilis, que parece una enfermedad de la literatura romántica. En España aparecen  700 a 4000 casos anuales de Sífilis, en Argentina también está reapareciendo la Sífilis, una enfermedad que parece del siglo XIX. La Gonorrea aumentó su incidencia siete veces, 600%, y las enfermedades como el HIV, el Papiloma virus, la Chlamydia, son otros tipos de enfermedades sexuales que aumentaron particularmente en menores de 25 años. Fíjense, a quienes está dirigida teóricamente la educación sexual, vean qué exitoso es todo esto.

¿Qué pasa en la Argentina? Hemos preguntamos qué buscamos con la ESI y respondimos que prevenir el embarazo adolescente, reducir la tasa de transmisión de enfermedades sexuales, particularmente el HIV que es el que más impacto tiene sobre la salud e incluso impactos en costos en el sistema de Salud Pública. Acuérdense que los tratamientos son gratuitos para el HIV y son costosísimos.

¿Qué pasa con el embarazo adolescente en los últimos 5 a 10 años? Se mantiene estable entre 95 y 100.000 casos anuales (embarazo adolescente se define como el embarazo en chicas menores de 19 años), no hay modificaciones en Argentina, hay 750.000 más o menos partos anuales, 95 a 100.000 son de adolescentes, un 15 %. La tasa se mantiene estable, quiere decir que los programas no tienen impacto.

Me parece que todos se dan cuenta por qué, yo lo voy a decir, pero es más que evidente. ¿Qué pasó con el HIV? Tiene una tasa de ataque, de incidencia, de 12 cada 100.000 habitantes anuales, eso es una tasa estable en los últimos 10 años. Pero ¿Qué disminuyó en realidad? En realidad disminuyeron los casos transmitidos por drogadicción, de transmisión vertical, que es la transmisión madre a hijo, es como decir que los drogadictos usan métodos "mejores" para drogarse y la transmisión vertical se redujo claramente por el uso de drogas que reducen el pasaje del virus por la placenta. Quiere decir que en forma relativa lo que aumentó es el número de casos transmitidos por sexo, lo cual demuestra, una vez más, el éxito de los programas de ESI permisivo. Además genera un costo inaceptable en métodos anticonceptivos, más allá de la evaluación moral que uno tenga sobre los preservativos y sobre los anticonceptivos. Ustedes van a cualquier dependencia pública, oficina pública, y hay preservativos para servirse. Van al registro civil, van a cualquier parte, y hay “dispensers” de preservativos. Esto, aparte de ser una atrocidad, le cuesta al estado.

¿Por qué no se logran reducir todas estas cuestiones? ¿Por qué no se logra reducir el embarazo, la transmisión de enfermedades sexuales? No sólo no disminuye sino que muchas veces aumenta porque, en definitiva, si uno intenta transmitir que existe el sexo seguro, el único sexo seguro es el sexo que no se practica, obviamente. Si como seguro tomamos la no transmisión de enfermedades y el no embarazo, el único sexo seguro es el que no se usa. Si nosotros promovemos una cultura de libertad sexual “hacé lo que quieras pero no traigas consecuencias, cuando hagas cosas, usá métodos de control de natalidad”, lo que va a ocurrir es lo siguiente: estamos fomentando leyes de estimulación sexual precoz que lo que hacen es reducir la edad de inicio de las relaciones sexuales, más allá de la promiscuidad y de la no existencia del matrimonio – estas relaciones por supuesto, son extramaritales – vamos a reducir la edad de inicio, vamos a aumentar el número de las relaciones, y si bien, por cada evento, por cada relación el riesgo de embarazo o enfermedades va a ser menor, el número absoluto va a ser mayor porque el número absoluto de eventos es mucho mayor. Esto es lo que termina sucediendo ya que no logramos disminuir ninguna de las dos cuestiones, embarazo y enfermedades, sin embargo aumentamos enormemente el costo en repartija de anticonceptivos y preservativos. Digo una cosa: cuando el Dr Albino habló en el debate del aborto en el congreso - que todos lo escracharon por haber dicho que el preservativo no termina la lucha contra el sida - esto es cierto. En realidad los últimos metaanálisis –metaanálisis es el método científico más alto que existe en la medicina, es revisión de estudios sistemáticos hechos alrededor de los años con filtros de metodología, es decir, el método más perfecto para estudiar alguna cuestión científica es un metaanálisis-. Hay un metaanálisis hecho en el 2016 que dice que entre parejas serodiscordantes, es decir, uno tiene sida y el otro no, el uso del preservativo disminuye el 97% en la transmisión. Esto quiere decir que el 3% de las parejas se van a contagiar. Es decir "qué bueno ché, el 97%" ¿Ustedes subirían a un avión de una línea aérea que se cae el 3% de las veces? No. Yo puedo decir "contraté una cocinera que me quema la comida el 3% de las veces", bueno, es aceptable, con ese 3% me voy y compro algo, pero comprar un auto que se estrella el 3% de las veces, no. Con estas cuestiones, tampoco. Entonces, para los que juegan con estas cosas es falso el concepto de que el preservativo sea útil en prevención de Sida y además si proteje del sida, implica un costo gigantesco al sistema de salud pública, si es que a esa cuestión meramente material nos abordamos.

En cambio, los resultados de ls ESI restrictiva son mucho más interesantes. En Chile se inició un programa que se llama “Teen star”, que uno podrá decir, - yo no lo leí completo a teen star – tiene una cosa medio de "tilinguería", pero en el fondo están bien intencionados.

En Chile cuando se aplicó este programa, en algunas regiones cayó un 600% la taza de embarazo adolescente. En Uganda – que Uganda era un país muy particular porque tenía un 15% de su población infectada por HIV -, en Uganda cayó drásticamente el número de infectados, cayó a 5% aplicando un programa que se llamó ABC (Abstinence, Be faithful, use Condom) que era abstinencia, fidelidad y condón para el que no se regía por la abstinencia y fidelidad pero, en definitiva, no promovía abiertamente la actitud permisiva, al contrario, lo que promovía, y esto dicho por el propio presidente de Uganda, era la conducta de fidelidad, de vida familiar como Dios manda, y hay un caso muy interesante que es el caso Filipinas-Tailandia. La epidemia de sida empezó en el año 81. El primer caso de Filipinas-Tailandia - que son países vecinos, más o menos entre setenta y ochenta millones de habitantes los dos, uno de base más bien católica, el otro completamente pagano -, el primer caso de Sida en ambos países fue en 1984; hacia 1987 los dos países tenían cerca de mil infectados y la OMS había predicho que esa tasa se iba a decuplicar más o menos cada cinco años y había instado a ambos países a tomar medidas para prevenir el Sida. Filipinas tomó programas de conductas restrictivas. Tailandia lo que dijo es “acá la solución es repartir preservativos en todo el país”. ¿Qué pasó en uno y otro lado? Filipinas prácticamente no incrementó el número de infectados en los siguientes 10 años mientras que Tailandia lo multiplicó, es decir, aumentó un 1000%. Esos son casos similares a la aplicación de programas restrictivos versus programas permisivos.

Como bien dijo Natalia, también hay que desterrar el tema de “ESI sí y la ideología de género no, por favor no deroguen el artículo quinto”, es todo una porquería y siempre educación sexual integral, ésta que tenemos en Argentina, incluía como parte sustancial la ideología de género. Lo vieron, Natalia lo explicó perfectamente y no hay nada que agregar a esto.

¿Qué es la ideología de género? Lo han visto. Lo repasamos un poco: es un sistema de manipulación del lenguaje, es una ideología. Manipulando el lenguaje se manipulan las ideas. Es el intento de imponer la creencia de que los seres humanos carecen de sexualidad al nacer y que la misma es una construcción social variable y carente de finalidad. Siempre estas ideologías carecen de finalidad, son constructivistas. Cualquiera que quiere, hablar de finalidad, "finalidad" es una mala palabra; hablar de "naturaleza" es una mala palabra e incluso algunos de ellos llegan a decir que la biología es una imposición.

La concepción binaria para estos muchachos, es decir varón y mujer, es una imposición del heteropatriarcado, que ahora lo llaman heterocispatriarcado, que la utilizan con el fin de oprimir a la mujer o a los otros géneros. Heterocispatriarcado se refiere a los hombres que se sienten hombres. Los Cis1, esos son el problema. El problema es el hombre que se siente hombre, y por este Cis los trans no serían un problema. Yo he llegado a escuchar a feministas decir que la biología es un método de opresión del heteropatriarcado o sea que eso ya es el cuarto grado de la ebriedad: negación de la evidencia Si vamos a  negar la biología, es imposible el diálogo.

Diferenciación sexual biológica

¿Qué podemos decir de la diferenciación sexual? El sexo tiene cuatro aspectos que uno puede considerar que en condiciones normales coinciden, tenemos:

  1. Sexo cromosómico. Todos somos XX o XY. XX son las mujeres, XY son los varones. No existe un tercer sexo. Los estados intersexuales son patologías, no son condiciones normales. Existen quimeras, existen hermafroditas. Yo nunca en mi vida, en 25 años de médico vi uno, pero están descriptas malformaciones en las cuales, pobrecitos, tienen células XX, células XY, son cosas rarísimas. La resolución de estos casos es sumamente compleja, pero hay que entender que están identificados como enfermedades, no son una variante, no es un tercer sexo.
  2. Sexo gonadal. Las gónadas son los órganos de la reproducción, ovarios y testículos, que en las seis primeras semanas son diferenciados a través de diversas señales moleculares. La principal es la región SRY, el gen Y que tenemos los hombres. Esas gónadas indiferenciadas se van a desarrollar hacia ovarios o testículos. Si la señal SRY está, la gónada se desarrolla a testículo, si no está se desarrolla a un ovario; eso ya es la semana seis. En la semana seis los chicos, los embriones, ya tienen sexo gonadal, ya las gónadas son una cosa u otra.
  3. Sexo fenotípico. A partir de la semana siete u ocho, las gónadas empiezan a producir sus hormonas propias. El testículo empieza a producir una hormona que se llama “antimulleriana” que hace desaparecer todas las estructuras que pueden desarrollar hacia el aparato genital femenino, y luego de la semana ocho produce testosterona. La testosterona no sólo desarrolla los caracteres sexuales del hombre sino que desarrolla todos los órganos y particularmente el cerebro. El cerebro se viriliza o se feminiza intraútero. El cerebro del varón y de la mujer son diferentes. El cerebro del varón tiene una estructura más desarrollada en unas áreas y en otras el de la mujer. Son distintos. Es el sexo fenotípico. Cuando yo veo un chico digo "es varón" o "es mujer". Esto también es el sexo fenotípico; el aspecto exterior que también corresponde a un aspecto interno.
  4. Sexo social o género. Antiguamente, inocentemente se lo llamaba género también – género se debería aplicar a la gramática – que depende, por supuesto, de los tres factores anteriores, pero también depende de la crianza, la experiencia de vida y de estructuras hipotalámicas del cerebro, que son estructurales, tales como las emociones, sin olvidar la neuroplasticidad del cerebro - hay cosas que las subrayé porque hay que recalcarlas, tienen gran importancia en la discusión con esta gente -. El cerebro tiene la capacidad, que antes se creía hasta los dos o tres años y hoy se sabe que es toda la vida, de cambiar, de modificar su estructura de acuerdo a las necesidades. Entonces, de acuerdo a experiencia vivida, de acuerdo a enfermedades, de acuerdo a la vida que uno lleva, su cerebro va cambiando; el cerebro se adapta, se reforma de acuerdo a lo que uno hace, a las experiencias que uno tiene en su vida. Retengan esto porque tiene importancia con lo que pasa con el sexo social, con el género.

Los ideólogos de género – como es una bolsa de gatos - como es una ideología, como es un sistema que hay que aplicar a la realidad y la realidad debe modificarse para adaptarse a ese esquema, ellos no utilizan la realidad para obtener conocimiento, para obtener ciencia. En los ideólogos de género hay muchas variantes. Hay tipos que dicen que el homosexual nace homosexual, así que uno ya está determinado, su orientación sexual ya está determinada, su género ya está determinado, es decir, puedo nacer mujer atrapada en el cuerpo de un hombre o puedo nacer con orientación homosexual, y hay tipos que dicen - los famosos psicólogos ambientales o constructivistas, John Money es el clásico ejemplo – tipos que dicen que eso se va construyendo, y que si yo, a un chico varón, lo educo toda la vida como mujer, va a terminar siendo socialmente una mujer. Todas estas cosas son falsas, ustedes van a ver cómo todo esto es, en realidad, un intermedio.

¿Cómo desarrolla un chiquito su identidad sexual? Ya en el útero un chico distingue, discrimina la voz de la madre de la del padre hacia el sexto mes de embarazo. Entre los tres y cuatro meses de vida extrauterina, el chico distingue caras masculinas de femeninas, distingue el sexo por la cara. Hacia los seis meses discrimina caras y voces por sexo, une las voces masculinas a las caras masculinas y las voces femeninas a las caras femeninas. A los dieciocho meses empieza a tomar conciencia de su propio sexo. Esto tiene importancia por la corrupción y las patologías que se pueden desarrollar en la identidad sexual. Es muy importante la presencia del padre para el hijo y de la madre para la hija a esta edad concretamente. El chico entre los dieciocho meses y los dos o tres años se identifica, como ven, con el progenitor de su mismo sexo. Entre los dos años y dos años y medio, la mayoría ya se empieza a nombrar como varón o mujer y hacia los seis y siete años, el chico comprende que el sexo es constante como comprende que la muerte es para siempre. Esto tiene importancia porque acá, y en muchas partes del mundo, a veces se hormoniza a los chicos a los seis años. Chicos que dicen “yo soy mujer”, se los hormoniza. El chico ni siquiera tiene conciencia de que el sexo es constante. Aparte, es una barbaridad, no voy a hacer un juicio moral porque aquí no tiene sentido.

  • 1. El Cis es el que reconoce que su sexo es el biológico, no un sexo asignado o auto percibido.
“Lo que hay que arreglar es la mente y no los cuerpos” (Paul McHugh).

¿Qué es la disforia de género o el trastorno de identidad de género?

En primer lugar, es una enfermedad: sí, aquellas personas que se sienten algo que no son están enfermas. Hoy, decir esto no va a estar del todo bien. Voy a tomar los últimos criterios de DSM1, Nuevo Diagnóstico Estadístico de Enfermedades Mentales, quinta edición. Estos tipos están cooptados por los lobbies, desgraciadamente, como lo están algunas asociaciones médicas y estos tipos de DSM 5. La última edición dice que “disforia  de género" es la discrepancia entre el sexo biológico – lo que ustedes vieron: lo genético, lo cromosómico, lo fenotípico – y la percepción de sí mismo que genera angustia o altera la capacidad de desenvolvimiento. En esto hace hincapié DSM 5, en la angustia o en la alteración de la capacidad, no en la discrepancia. El problema más grave, en realidad, es la discrepancia, no la angustia que genera. Si yo me siento angustiado porque no soy Messi “flaco, el problema que tenés no es tu angustia, este problema que tenés es que estás mal de la cabeza porque vos te creés Messi y no lo sos”.

¿En qué puede originarse una disforia de género? Desgraciadamente existe, es una incidencia mínima, pero existe. Por lo general se origina en alteraciones cromosómicas, es decir, mal funcionamiento de todas las señales que existen, hormonales, celulares, emocionales o de crianza. La crianza desviada, la falta de identidad con los progenitores del mismo sexo, puede generar trastornos de género, de disforia de género, sin embargo, como digo, el foco tiene que ser puesto en la alteración de la percepción que hay acá - hay un problema de alteración de la percepción de la realidad - no en la angustia de género, eso es lo de menos. Es obvio que va a generar angustia. ¿Cómo lo solucionan estos tipos? - Esto está escrito - ¿Qué proponen como solución? Proponen que, si realmente después de una psicoterapia adecuada de aceptación de su nuevo sexo, aceptan su "género autopercibido", a esos pacientes hay que hormonizarlos y bloquearles la pubertad si son chicos. Bloquear la pubertad en el sentido biológico, si se iba a desarrollar, u hormonizarlos en sentido contrario y eventualmente hacerles la cirugía de la reasignación de sexo. Esas tres cosas proponen para solucionar un trastorno de percepción, es decir, “yo me siento Superman y me hago la cirugía para parecerme a Superman”. No, vos tenés que tratar tu cabecita que está mal para que veas que vos no sos Superman, no que te digan que la solución es que vos te transformes en Superman, que uses una capa, que trates de volar…

Entonces, la normalidad es aquello que funciona en la naturaleza de acuerdo a su diseño. Por eso, de nuevo, esta gente niega los fines. El sexo está hecho para la reproducción, entonces, normal es aquello que funciona de acuerdo a su diseño. Una de las principales funciones del cerebro es percibir la realidad, y los pensamientos que se desvían de la realidad son anormales, independientemente de que generen o no disconformidad o angustia.

Hay dos organismos que nuclean a los pediatras en Estados Unidos, uno es la "American Academy Pediatrics" y la otra es la "American College of Pediatricians" que es un desprendimiento menor de la American Academy cuando la American Academy fue cooptada por lobbies y presidida incluso por homosexuales y empezó a comprar todo el cuento de la ideología de género. Entonces, se separó un grupo bastante ortodoxo y fundó esta American College of Pediatricians que emite el siguiente documento en marzo de 2016. Estos ocho puntos fundamentales que dicen:

  1. La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario. No es una construcción. Somos hombres, somos mujeres. Los otros estados son patologías.
  2. Nadie nace con un género, todos nacemos con un sexo biológico. Lo social es otra cosa.
  3. La creencia que tenga una persona de algo que no es constituye, en el mejor de los casos, un pensamiento confuso. Es una disforia de género; es una enfermedad.
  4. La pubertad no es una enfermedad y los bloqueadores hormonales son peligrosos. Bloquear la pubertad con hormonas tiene una cantidad de problemas, aparte de que los médicos estamos para que los procesos se cumplan normalmente, no para que se dejen de cumplir.
  5. Muy importante. El 98% de los varones y hasta el 88% de las mujeres que declaran tener género confuso en la adolescencia, aceptan finalmente su sexo biológico al terminar la pubertad, y esto lo dice el propio DSM 5 que dice que la disforia de género hay que tratarla cambiando el sexo, sin embargo, reconoce que la inmensa mayoría se termina curando.
  6. Los niños que usan bloqueadores hormonales para reasignar sexo necesitan después hormonas cruzadas de otro sexo - del sexo con el cual ellos se sienten - con millones de riesgos en la salud. Nosotros no vamos a administrar tratamientos que tienen más riesgos que la enfermedad misma que el paciente padece. Hipertensión, Trombosis, Tromboembolismo de todo tipo, Accidentes Cerebro Vasculares, Diabetes, Cáncer, Osteoporosis. Las hormonas cruzadas producen todas esas cosas, si yo recibo hormonas femeninas, si una mujer recibe hormonas masculinas.
  7. Las tasas de suicidio son hasta veinte veces mayores entre adultos que recibieron hormonas cruzadas y que se han sometido a cirugías de reasignación de sexo. Las cirugías de reasignación de sexo son una barbaridad. Primero son cirugías espantosas, y no sólo incluyen el aparato genital si no que a veces incluyen la cara, sacarse el ángulo de la mandíbula – los hombres tienen caras más rústicas, digamos, que mujeres -, cirugías que además son sumamente cruentas, costosas, que muchos países – creo que Argentina también - obligan a pagarlas cuando se diagnostica a alguien de disforia de género. Hay que costearle todo ese tratamiento por parte del estado. En Argentina existen veinte centros de reasignación. Uno de ellos es el Sor María Ludovica de La Plata para chicos. Consultorio de cambio de sexo.
  8. Condicionar a los niños a creer que es normal estar de por vida sustituyendo, química y quirúrgicamente, su propio sexo por el opuesto es una forma de abuso. Esto es clarísimo, es abusar, hacerle creer a un chico que puede cambiar de sexo, que está todo bien y que no hay ningún problema cuando, además de todo, por otra parte no sólo que la mayoría va a aceptar su sexo realmente biológico, sino que además los esterilizan de por vida, además de mutilarlos, de hacer cosas espantosas. No estoy ni siquiera haciendo una evaluación moral de esto, hago una evaluación puramente médica; para un médico que no cree en nada, todo esto es una barbaridad.

Otro estudio muy importante que se hizo en la Universidad, en el Hospital John Hopkings, uno de los más prestigioso de Estados Unidos, lo hizo Paul McHugh, un siquiatra muy importante de EEUU – esto no quiere decir que uno coincide con todas las cosas que dice pero es un tipo muy respetado –. Paul McHugh, cuando toma la jefatura de la división psiquiatría del hospital John Hopkings que era totalmente pro ideología de género hacia los años 70, se dio cuenta que esto era una barbaridad y encargó un estudio, dirigió un estudio de seguimiento de largo plazo que se llama “Sexualidad y género, hallazgos de las ciencias biológicas, psicológicas y sociales”, y llegó a estas siete conclusiones:

  1. La orientación sexual no es una propiedad innata, nadie nace creyéndose una cosa u otra ni nadie nace con orientación sexual determinada - esto después lo voy a explicar -. Nosotros no nacemos sabiendo que somos varones o mujeres ni nacemos con orientación sexual. Si bien en la inmensa mayoría de la gente su sexo cromosómico, biológico y fenotípico, coincide con la orientación heterosexual - la normalidad es esa - la crianza puede deformar estas cosas.
  2. La identificación transgénero no tiene ninguna base neurobiológica. Nadie nace transgénero.
  3. La orientación sexual puede ser flexible. Una mala educación puede provocar un homosexual, esto sí que es real. Hay antecedentes y esto es fundamental para que vean la influencia que tiene la crianza y las experiencias de vida sobre la orientación sexual y la identidad sexual.
  4. Hay antecedentes de abuso sexual en el doble o el triple de personas que no son heterosexuales. Cuando uno indaga estas personas tienen dos o tres veces mayor incidencia de haber sido abusadas en la infancia.
  5. Hay un aumento en la incidencia de enfermedades mentales en personas no heterosexuales. Y esto no depende de la discriminación porque este estudio se hizo en Suecia – este puntual en el cual se basa -. Suecia es uno de los países más abiertos en cuanto a aceptar lo que venga: si te sentís canguro, sos canguro.
  6. Los adultos sometidos a cirugía de reasignación de sexo siguen experimentando mayor riesgo de trastorno mental. El famosísimo caso de William Hair que es un transexual que fue varón, después mujer, y él, cuando vuelve a su verdadero sexo biológico, declara todas las vicisitudes por las que pasó. Que nunca las cirugías de cambio de sexo le solucionaron ninguno de sus problemas, y que además nadie se lo explicó, sino que se lo fomentaron.
  7. Que los niños son un pequeño porcentaje de la disforia de género, como ya habíamos visto antes, son permanentes, menos de 10%.

Yo saqué los artículos más significativos y menos sospechados de provenir de fuentes sesgadas por la religión o por una orientación determinada, al revés, tomé artículos en general, de ellos.

Hay cuatro o cinco artículos fundamentales para rebatir a los ideólogos de género. Uno se llama “Transsexuality among twins”, es decir, la transexualidad entre mellizos, entre gemelos, "concordancia, identidad, transición, orientación y guía”. Fíjense de dónde salió: del "Internacional Journal of Transgeneris", la revista internacional de transgenerismo. Miren lo que debe ser eso, mayo de 2013. Ellos estudiaron ciento diez transexuales que tenían gemelos. ¿Qué querían ver ellos? Si los gemelos también eran transexuales ¿Qué iban a demostrar? Que esto es genético, que ellos nacen así y hay que respetarlos. Pero ¿Qué vieron? Estudiaron gemelos monocigóticos y dicigóticos - los monocigóticos son los que son genéticamente exactos, idénticos. Tienen todos los genes igualitos; los dicigóticos son dos concepciones diferentes. El monocigótico es la partición, en la etapa embrionaria, de un mismo embrión. Las dos personas idénticas -, y vieron que sólo el 28% de los gemelos monocigóticos compartía la disforia, el otro 72% era sano. ¿Qué quiere decir esto? Que hay una disposición genética a ciertos trastornos. Todos tenemos disposición genética a enfermedades. Yo puedo tener disposición genética a ser celíaco, a tener cáncer de páncreas. No quiere decir que yo vaya a desarrollar esa enfermedad porque esto va a depender de lo que se llama epigenética que son todos los factores ambientales que influyen en la expresión de los genes. Yo puedo tener un gemelo monocigótico, los dos tenemos la misma disposición a enfermedades porque está en nuestros genes, pero yo puedo desarrollar una enfermedad que mi hermano no. ¿Por qué? Porque yo fumé; porque yo me crié de otra forma; porque yo trabajé de esto; porque yo me expuse a determinadas cosas; porque tuve determinada enfermedad en la infancia o porque me alimenté de tal modo. Entonces, existe una disposición genética a determinadas cosas. Todas son reorientables, entonces, que alguien tenga una tendencia por temperamento o genética a creerse lo que no es, o básicamente a orientaciones sexuales depravadas, es corregible. La solución no es seguirle la corriente, la solución es volverlo a la realidad, a la realidad de su sexo biológico. Vean cómo esto desmitifica aquello que dicen: “nació así, no hay solución”.

Otro artículo es publicado en el England Journal of Medicine, una de las revistas más reconocidas de la medicina. Tiene una cantidad de problemas por supuesto. Se llama "Identidad sexual discordante en algunos varones que nacieron con extrofia cloacal". Esta es una malformación genital espantosa donde, cuando nace un chico con esta patología, uno no sabe si es varón o mujer. El artículo trata de chicos que habían nacido genéticamente varones pero que habían sido asignados al sexo femenino al nacimiento y habían sido criados como mujeres. ¿Qué pasó? El estudio lo hizo Reiner, urólogo y psiquiatra discípulo de Paul Mc Hugh que yo les cité. Se estudiaron dieciséis casos, una muestra chica. Hay pocos casos de extrofia cloacal, yo por ejemplo nunca vi uno en mi vida. Es muchísimo haber encontrado dieciséis. A catorce de ellos los educaron como mujeres. Eran varones pero en aquella época reinaba el concepto instalado básicamente por John Money, que era también del John Hopkings, de decir “bueno, eduquémoslos como mujeres, total la crianza es lo único que importa”. Cuando llegaron a la adolescencia, ocho de los catorce declararon ser varones, pese a que habían sido criados como mujeres, cinco como mujeres, uno estaba indefinido y los dos que habían sido educados como varones, se identificaban como varones. Acá se ve la influencia de lo genético. ¿Por qué ambas cosas deben coincidir? Porque no hay una orientación al nacer. La genética tiene una importancia, entonces hay que hacer concordar todo, hacer coincidir todo. Ese es el orden de la naturaleza.

Otro punto importante: no hay artículo - porque no hay -, no existe ningún estudio serio que avale el bloqueo hormonal en adolescentes con disforia de género. No está publicado, no existe en la literatura médica que sea un tratamiento recomendable bloquear la pubertad en adolescentes.

Otro artículo es el seguimiento a largo plazo de personas transexuales que se sometieron a cirugías de reasignación de sexo. Este es un estudio de Cohort en Suecia. Los estudios de Cohort son estudios muy reconocidos que se siguen a largo plazo, este estudio se hizo a veinticinco años, está publicado en el 2011 y lo que demostró, contra lo que proponen los psiquiatras, los endocrinólogos y los sexólogos, es que los transexuales tras la cirugía de reasignación de sexo tienen mayor riesgo de mortalidad, de suicidio y de enfermedades psiquiátricas que la población general, y que esto es completamente independiente de la discriminación. Porque acá ¿Qué te dicen? "Pobrecitos, son tan discriminados que tienen una enfermedad mental y se suicidan". Esto ocurre en Suecia donde no hay ninguna relación con la discriminación. Independientemente de esto, esta gente es gente enferma de la cabeza, es gente que está mal, que hay que ayudarla. Amén de que algunos sean perversos, lo que quiero decir es que hay una enfermedad mental que es esta.

Otro estudio es sobre los efectos de la percepción de la discriminación en la salud mental de la población LGBT. Esto está publicado, existe. Yo no lo podía creer, en una revista de investigaciones “lesbian, gay y sexo al transexo”. Existe eso, 2008: "la discriminación no es responsable del mayor número de enfermedades mentales de la población LGBT". Esto está dicho por ellos mismos, entonces la conclusión  final es que hay que educar según sexo genético, corregir malformaciones sin amputar gónadas y hacer un seguimiento psicológico. Eso es lo que hay que hacer con esta pobre gente, no estimular y hacer coincidir la realidad con la ideología.

Esto es ideología pura, pero está demostrado, uno puede ir a buscar a la fuente y demostrar que ni es cierto que uno nace de determinada manera, ni es cierto  que, yo puedo criar y hacer lo que quiera. William Hair – que yo les cité – en realidad era hijo de una madre deprimida cuya abuela había querido una nieta mujer. Lo había criado mujer toda su vida, por eso él inicialmente se identificó como mujer y después en su vida de grande se dio cuenta de que era un hombre y pidió el cambio. ¡Un horror!. El caso de los mellizos Reimer es un caso famoso de los años 70' cuando prevalecía la ideología y que Estados Unidos prohibía la ideología de género en el John Hopkings, el ambientalismo y el constructivismo. Nacieron dos gemelos idénticos que se llamaban Reimer. A uno de ellos practicando una circuncisión le quemaron todo y se lo tuvieron que cortar, se le cayó. Siete meses tenía el chico. Los padres, desesperados, hacen un montón de consultas hasta que caen en este John Money, psiquiatra, que dice “no importa el sexo biológico, no tiene nada que ver, edúquenlo como mujer y va a ser mujer”. El tipo termina suicidándose. Se suicida él, y se suicida el gemelo. Todos los estudios están truchados por John Money. Él seguía su evolución todos los meses y escribía lo que pasaba, y en sus escritos dice: “esta chica se comporta como un varón. Le gusta jugar al básquet, le gusta pelear, se aísla de las mujeres”. A este chico, siempre lo forzaba su genética. Sus hormonas lo forzaban a comportarse como varón y a los 9 años, después de todo el horror, él lo deja de seguir y pone “el experimento fue un éxito”. Un éxito tal que el pobre chico cuando le cuentan la verdad, porque los padres no dan más cuando ven el comportamiento de “esta chica”, dice en realidad: “con razón, qué alivio”. Piden entonces que lo armonicen al revés pero, finalmente, a los 35 años termina suicidándose él y su gemelo. Eso es lo que hace finalmente la ideología de género.

Queda una frase más que tenía en mente de Paul Mc Hugh que lo que dice es “lo que hay que arreglar es la mente y no los cuerpos”

 

  • 1. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders