Superior de Distrito

El Superior de Distrito es el responsable de la administración pastoral, espiritual y temporal del distrito de acuerdo con los Estatutos y el espíritu de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X.

Al Superior de Distrito le toca revisar los expedientes de los aspirantes al sacerdocio y organizar la fundación de prioratos, casas de retiro y escuelas. Autoriza la apertura de nuevos centros de misa, presenta los nombres de los priores al Superior General y nombra en los distintos prioratos a los sacerdotes vicarios y hermanos.

R.P. Mario Trejo, Superior del Distrito

El R. P. Mario Trejo es argentino, nacido en Salta el 30 de noviembre de 1973.

Después de lograr un bachillerato humanístico en Salta, ingresó al Seminario de La Reja donde fue ordenado sacerdote en el año 1998. Fue nombrado como vicario en el Priorato de Córdoba, donde ejerció su ministerio hasta marzo de 2003, habiendo sido también encargado de los campamentos de jóvenes.

Entre 2003 y 2005, fue prior de Guadalajara, México. En agosto de 2005 fue nombrado Superior del Distrito de México, cargo que ejerció hasta agosto de 2014. En esa fecha, volvió a Argentina para desempeñar la función de Superior del Distrito Sudamérica.

Sacerdotes Auxiliares

El Superior de Distrito es ayudado en sus funciones por un sacerdote asistente, un secretario y un ecónomo, que velan por la administración pastoral, espiritual y temporal del distrito.

Actualmente el R.P. Ezequiel Rubio, Prior de Buenos Aires, es el asistente del Superior de Distrito. Tiene la tarea de aconsejar al Superior sobre diversos asuntos de importancia, además de auxiliarlo en la supervisión de las obras de la Fraternidad diseminadas por toda Sudamérica.

El Secretario del Distrito es actualmente el R. P. Jean-Michel Gomis. Se encarga de los documentos de la Sede de Distrito y de las comunicaciones del Superior.

El Ecónomo del Distrito es actualmente el R. P. Fernando Rivero. Le corresponde administrar los asuntos materiales, legales y financieros, tales como los procedimientos de contabilidad, proyectos de compra, construcción y reforma, seguros, salarios de los empleados, etc. El ecónomo ayuda igualmente a los sacerdotes del Distrito a reducir los gastos y ejercer con prudencia su administración.